leyenda de los hermanos ayar

Los Hermanos Ayar – La Leyenda del Imperio Incaico

La leyenda de los Hermanos Ayar a diferencia de la leyenda de Manco Cápac y Mama Ocllo, tiene un sustento escrito por Juan Díez de Betanzos, quien residía en Cusco, era conocedor y hablante del idioma quechua y estaba casado con una descendiente de los incas parte del linaje de Atahualpa y Pachacutec.

Dicho esto, la leyenda de los Hermanos Ayar se encuentra muy ligada a la leyenda de Manco Cápac y Mama Ocllo, en la cual suman otros personajes en la historia.

Cuenta la leyenda que hace muchos años la tierra fue azotada por un terrible diluvio, en donde todos los pobladores tuvieron que refugiarse en las cavernas durante mucho tiempo hasta que 4 hermanos acompañados de sus esposas salieron en busca de un lugar mejor en donde pudieran asentar un nuevo pueblo en tierras fértiles que les permita tener una vida mucho más calmada.

Partieron desde la montaña “Tampu Tocco” en Pacaritambo cuatro hermanos acompañados de sus esposa, estos fueron: Ayar Uchu con Mama Cora, Ayar Cachi con Mama Huaco, Ayar Auca con Ragua Ocllo, y finalmente Ayar Manco junto a Mama Ocllo.

En el camino hacia ese lugar ideal, recorrieron muchas regiones hacia el norte del Lago Titicaca tuvieron varios inconvenientes, en primer lugar, los hermanos sintieron envidia Ayar Cachi por ser el más poderoso y contar con un gran carácter, por ello, sus hermanos trataron de deshacerse de él y le ordenaron regresar a Pacaritambo en donde fue encerrado con una gran piedra en la entrada, a pesar de ello, Ayar Cachi dio gritos tan poderosos que logró sacudir la tierra, sin embargo, nunca pudo escapar de allí.

Posteriormente, llegaron al monte Huanacauri encontrado un ídolo de piedra muy venerado por los pobladores del lugar, sin embargo, Ayar Auca sin ningún tipo de cuidado ni respeto saltó por encima del ídolo convirtiéndose en piedra a modo de castigo, a partir de ello su escultura de piedra formó parte del ídolo del lugar.

Los otros dos hermanos continuaron el recorrido acompañados de las esposas en donde Ayar Auca de pronto se encontró dotado de alas que le permitían volar, sin embargo, a penas se posó en tierra corrió con la misma suerte que su hermano Ayar Uchu.

Finalmente, después de varios años de recorrido, Ayar Manco junto a su esposa mama Ocllo y sus hermanos llegaron a la tierra fértil en donde podrían establecer el imperio, introduciendo la vara de oro que le fue concedida por el Dios Sol, hundiéndose firmemente en la tierra, símbolo de haber llegado al lugar indicado.

Cuenta la leyenda que existió una última aparición de su primer hermanos que encerraron, se trata de Ayar Cachi, quien apareció convertido en una imponente semi ave, cuerpo humano pero con grandes alas, en símbolo de protección para el nacimiento del gran imperio de los incas.

¿Sabías que existe un Cómic de la Leyenda de los Hermanos Ayar?

En el año 2011 Óscar Barriga y tres amigos más lanzaron un cómic inspirado en una leyenda de los Hermanos Ayar con una calidad excepcional, tranquilamente puede competir con cualquier súperhéroe gringo como Gokú, Spiderman o Batman. Así nació “Ayar. La leyenda de los inkas”, cómic que tuvo que llegar a la Comic Con de San Diego en el 2012 para detonar y conseguir un gran número de ventas, ahora ya fue relanzado en la feria del libro de Lima del año 2018. Ingresa a esta nota del cómic de los Hermanos Ayar realizada por el diario El Comercio.